Nombre
#15

El
Consolador

 

Juan 14:15-18 (RV60)

15  Si me amáis, 
guardad mis mandamientos.

16  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre:

17  el Espíritu de verdad,  al cual el mundo no puede recibir,  porque no le ve,  ni le conoce; 
pero vosotros le conocéis,  porque
mora con vosotros,  y estará en vosotros.

18  No os dejaré huérfanos;  vendré a vosotros.

 

Juan 14:16 (N-C)

16 Y Yo rogaré al Padre
y os dará otro Paráclito, que estará con vosotros para siempre.

 

Juan 14:16 (AMP)

16 Y yo pediré al Padre
y les dará otro Consolador (Consejero, Ayudador, Intercesor, Abogado,
Fortalecedor, Compañero), para que permanezca para siempre con ustedes.

 

Aquí
Jesús está en la parte final de su ministerio público y les esta dando a sus
discípulos sus enseñanzas más íntimas, las cosas más importantes.

 

Una
de las cosas más importantes es que aunque el se iba al cielo para sentarse a
la diestra de Dios y empezar su ministerio presente, no los iba a dejar solos
sino que les enviaría otro consolador, en griego parakletos, para que esté siempre con ellos, el Espíritu Santo.

 

Jesús
dijo que ellos iban a tener otro consolador como él.

 

Ellos
no se iban a quedar huérfanos, el Espíritu Santo vendría a ellos.

 

Juan 14:26 (RV60)

26  Mas el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre,  él os enseñará todas las cosas,  y os recordará todo lo que yo os he dicho.

 

El
Consolador iba a venir del Padre enviado por Jesús.

 

Juan 15:26 (RV60)

26  Pero cuando venga el Consolador,  a quien yo os enviaré del Padre,  el Espíritu de verdad,  el cual procede del Padre,  él dará testimonio acerca de mí.

 

El
Consolador proviene del Padre y viene con el propósito de dar testimonio de
Jesús.

 

Juan 16:7-11 (RV60)

7  Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo
me vaya;  porque si no me fuera,  el Consolador no vendría a vosotros;  mas si me fuere,  os lo enviaré.

8  Y cuando él venga,  convencerá al mundo de pecado,  de justicia y de juicio.

9  De pecado, 
por cuanto no creen en mí;

10  de justicia, 
por cuanto voy al Padre,  y no me
veréis más;

11  y de juicio, 
por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

 

Aquí vemos un propósito triple de la
venida del consolador: convencer al mundo de pecado, justicia y juicio.

 

Juan 16:8 (BAD)

8  Y cuando él venga, convencerá al mundo de su
error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio.

 

Juan 16:8 (BL95)

8  Cuando venga él, rebatirá al mundo en lo que
toca al pecado, al camino de justicia y al juicio.

 

Juan 16:8 (Castillian)

8  Cuando venga, el mundo se convencerá de su
pecado, de mi justicia y del juicio de Dios.

 

Juan 16:8 (RV1909)

8  Y cuando él viniere redargüirá al mundo de
pecado, y de justicia, y de juicio.

 

Juan 16:8 (PDT)

8  Cuando él venga, demostrará a la gente del
mundo que está equivocada en cuanto al pecado, en cuanto a lo que es aceptable
a Dios y en cuanto al juicio.

 

Cuando recién conocí al Señor se
decía mucho de que el Espíritu Santo reargüía al creyente de pecado, pero basta
leer bien la Biblia para darse cuenta que esto no es cierto.

 

La palabra reargüir  significa “demostrar que alguien está equivocado utilizando
sus propios argumentos en su contra.”

 

Otras versiones usan convencer, rebatir, demostrar y otras
palabras para mostrar esta acción del Espíritu.

 

La pregunta es ¿a quién redarguye,
convence, rebate y demuestra su equivocación? ¿a quién le demuestra que está
equivocado utilizando sus propios argumentos en su contra?

 

En todas estas versiones dice al
mundo, no dice que convenza a los creyentes de su pecado, dice claramente al
mundo.

 

¿Por qué?

 

Juan 16:9 (BL95)

9 ¿Qué pecado? Que no
creyeron en mí.

 

Juan 16:9 (Castillian)

9 De su pecado, por no
haber creído en mí.

 

Juan 16:9 (DHH)

9 Quién es pecador: el
que no cree en mí.

 

Juan 16:9 (PDT)

9 El Consejero
demostrará que el mundo está equivocado en cuanto al pecado, porque no cree en
mí.

 

El consolador convence y le
demuestra al mundo en cuanto a su pecado que es el no creer en Jesucristo

 

Juan 16:10 (Castillian)

10  de mi justicia, porque el Padre la ha
establecido, de modo que tengo el camino abierto para ir a él y no me veréis
más.

 

Juan 16:10 (PDT)

10  Él demostrará que el mundo está equivocado en
cuanto a mí y que yo soy quien tiene razón. Porque yo voy a estar con el Padre
donde ya no me verán.

 

También convence al mundo de
justicia, porque les demuestra que están equivocados en cuanto Jesús y porque
él ahora está a la diestra de Dios.

 

Juan 16:11 (BL95)

11  ¿Qué juicio? El del gobernador de este mundo:
ya ha sido condenado.

 

Juan 16:11 (Septuaginta)

11  Y de juicio, porque el príncipe de este mundo
juzgado está.

 

Juan 16:11 (PDT)

11  También demostrará que el mundo está
equivocado en cuanto al juicio, porque el que gobierna este mundo ha sido
condenado.

 

Finalmente vemos que convence al
mundo en cuanto al juicio porque el que gobierna al mundo, el príncipe de este
mundo, el diablo ya fue juzgado.

 

Entonces
vemos que no es correcta la afirmación de que el Espíritu Santo redarguye al
creyente de pecado, su trabajo es otro, el ha venido como nuestro consolador.

 

Volvamos
a ver Juan 14:16 para poder ver varios aspectos del consolador.

 

Juan 14:16 (AMP)

16 Y yo pediré al Padre
y les dará otro Consolador (Consejero, Ayudador, Intercesor, Abogado,
Fortalecedor, Compañero), para que permanezca para siempre con ustedes.

 

Juan 14:16 (BL95)

16 Y yo rogaré al Padre
y les dará otro Protector que permanecerá siempre con ustedes.

 

Juan 14:16 (Castillian)

16 Y yo le pediré al
Padre que os envíe a alguien que podrá ayudaros y que nunca os abandonará: el
Espíritu Santo.

 

Juan 14:16 (DHH)

16 Y yo le pediré al
Padre que les mande otro Defensor, el Espíritu de la verdad, para que esté
siempre con ustedes. Los que son del mundo no lo pueden recibir, porque no lo
ven ni lo conocen; pero ustedes lo conocen, porque él permanece con ustedes y estará
en ustedes.

 

Juan 14:16 (PDT)

16 Le pediré al Padre y
les dará otro Consejero para que esté siempre con ustedes.

 

Juan 14:16 (EUNSA)

16 Y yo pediré al Padre
y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre.

 

En estos pasajes se le da 9 nombres
al Espíritu Santo en su función de Paráclito.

 

Es llamado: Consolador, Consejero,
Ayudador, Intercesor, Abogado, Fortalecedor, Compañero, Protector y Defensor.

 

Veamos algunos de estos aspectos:

 

Romanos 8:26-27 (PDT)

26 De igual manera, el
Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Por ejemplo, cuando no sabemos qué
pedirle a Dios, el Espíritu mismo le pide a Dios por nosotros. El Espíritu le
habla a Dios a través de gemidos imposibles de expresar con palabras.

27 Pero Dios nos conoce
a fondo y entiende lo que el Espíritu quiere decir, porque el Espíritu ruega a
favor de su pueblo santo de acuerdo a la voluntad de Dios.

 

En este pasaje el Espíritu Santo se
presenta como nuestro ayudador, el está viendo en que áreas somos débiles para
ayudarnos a vencer.

 

En segundo lugar se presenta como
nuestro intercesor; el intercesor es alguien que toma el lugar de otro; como
intercesor el paráclito toma nuestro lugar y presenta nuestro caso.

 

1 Juan 2:1 (RV60)

1  Hijitos míos, 
estas cosas os escribo para que no pequéis;  y si alguno hubiere pecado,  abogado tenemos para con el Padre,  a Jesucristo el justo.

 

Aquí el término abogado es
paráclito.

 

Recordemos que Jesús iba a enviar a
otro paráclito como él; al Espíritu Santo quien se convierte en nuestro
abogado.

 

1 Juan 2:1 (BL95)

1 Hijitos míos, les he
escrito esto para que no pequen; pero si uno peca, tenemos un defensor ante el
Padre, Jesucristo, el Justo.

 

Como abogado no solo presenta
nuestro caso sino que también nos defiende.

 

Romanos 8:14 (RV60)

14  Porque todos los que son guiados por el
Espíritu de Dios,  éstos son hijos de
Dios.

 

El Espíritu Santo como nuestro
consejero el nos guía y dirige.

 

Juan 14:16 (RV60)

16  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.

 

El hecho que este con nosotros
siempre lo convierte en un compañero y amigo, pues es alguien que siempre está
a nuestro lado.

 

Hechos 9:31 (RV60)

31  Entonces las iglesias tenían paz por toda
Judea,  Galilea y Samaria;  y eran edificadas,  andando en el temor del Señor,  y se acrecentaban fortalecidas por el
Espíritu Santo.

 

En su aspecto de fortalecedor, el
Espíritu Santo fortalece a las iglesias.

 

1 Corintios 14:3

3  Pero el que profetiza habla a los hombres
para edificación,  exhortación y
consolación.

 

Siendo la profecía un mensaje
inspirado por el Espíritu Santo en lenguaje conocido por los oyentes, el hecho
de que este mensaje traiga consolación, significa que es porque viene de un
Consolador, el Espíritu Santo

 

Juan 15:26 (BL95)

26 Cuando venga el
Protector que les enviaré desde el Padre, por ser él el Espíritu de verdad que
procede del Padre, dará testimonio de mí.

 

Finalmente vemos que el Espíritu
Santo es nuestro protector.

 

Luego el Espíritu Santo es nuestro
Consolador, Consejero, Ayudador, Intercesor, Abogado, Fortalecedor, Compañero,
Protector y Defensor.